MANUALIDADES: MÁS QUE EN LA FERIA



En el 2009 abrí mi primer blog, un blog llamado El Taller de Belén. En el 2011 cambié el nombre a Little Once Upon a Time, en el 2015 lo cerré debido a que la facultad me consumía el 99,99% del tiempo (y el resto lo quería pasar mirando series, claramente).
En el 2017, decidí volver a la blogósfera. ¿Y qué puedo ofrecer yo que no lo ofrezcan todos los demás blogs?
Crafts. Crafts con una vuelta de tuerca, porque hacer manualidades no es únicamente de hippies, ni de maestras jardineras, ni de amas de casa. Hacer manualidades también puede ser una actividad de una Comunicadora Social que trabaja en una empresa, que habla idiomas y que decide invertir su suelo en Washi Tape, lazos, cintas y pistolas de adhesivo.
No, no soy maestra jardinera; no, no quiero que mis manualidades salgan en una feria de El Bolsón. Obviamente, no desmerezco ninguna de las dos actividades, no es secreto que soy fanática de visitar la feria y comprarme cosas lindas (especialmente mates, ¿por qué hay tan lindos mates?) y que admiro la imaginación inagotable de las maestras jardineras.
Pero hay más. Hay un mundo. Salvar el planeta no es solamente ser vegano, activista, feminista o político; eligiendo una vida manual, hecha en casa, también se salva el planeta. Valorar lo que tiene poco valor monetario pero mucha carga creativa, decidir no comprar algo para pasar a hacerlo uno mismo.



Hacer manualidades, o crafts, su nombre en inglés, es un estilo de vida, es una elección y una forma de ver el mundo. Es una actividad que mantiene la mente creativa, que da energías y las canaliza, una forma de encarar la vida.
Somos dos, Charlotte y Belén, unidas por la misma pasión. Buscamos colaboradores ocacionales y permanentes, así que, si hacés manualidades, no lo dudes: escribinos.

thecraftsacademy@gmail.com

Comentarios